pinzas_fritas.jpg

Cocido de ceros


Se escogen aquellas palabras, cómo aguacero o hechicero,
que contienen este rico fruto y, con un cuchillito, se les arrancan uno a uno sus ceros
hasta un total de docena y media.
Se ponen a hervir media hora
con su chorrito de aceite.
Después se dividen por el número de comensales y resultará el cociente, un cociente sabroso,
sin resto ni decimales.
Conviene no cocer a la izquierda.
Los ceros a la izquierda
pierden todo su valor nutritivo.

Poemas del libro Sopa de sueños y otras recetas de cococina, de José Antonio Ramírez Lozano