Estampa del cielo



Las estrellas
no tienen novio.

¡ Tan bonitas
como son las estrellas !

Aguardan un galán
que las remonte su ideal Venecia.

Todas las noches salen a las rejas
-¡ oh cielo de mil pisos !-
y hacen líricas señas
a los mares de sombra
que las rodean.

Pero aguardar, muchachas,
que cuando yo me muera
os raptaré una a una
en mi jaca de niebla.



Federico García Lorca.